miércoles, 5 de marzo de 2014

DEBATE DEL CÉNTIMO

Tras el <<Debate>> de la Nación y la vendida de moto que el Presidente de España ha procurado dirigir a una sociedad estúpida (menos mal que algunos todavía no nos damos por aludidos) muchos son los que han comentado sobre es extraordinaria supuesta salida de la crisis que creara la casta privilegiada y que sufrimos los trabajadores. La verdad es que me da que deberíamos preguntar a estos señores a quiénes se refieren con la salida de la crisis, porque en mi modesto mundo la gente cada vez lo está pasando peor: muchos talentos ya se han marchado del país a ayudar al desarrollo de otros lugares; los trabajos que van apareciendo son una auténtica basura y se acercan más al esclavismo; lo que ya trabajaban antes han visto deteriorado su ambiente laboral; la Sanidad -aunque parezca haber vencido- realmente ha sufrido una gran privatización y recortes; de la Educación ni hablamos, pues es una de las maltratadas, con ello toda la sociedad.

Pero existen algunos cerebros pensantes y algo con lo que no contaba este Gobierno -y contra lo que lleva luchando desde la época de Aznar- : la solidaridad. La gente quiere hacer cosas, es emprendedora, quiere continuar con una cultura que se ve atacada por los que ven el peligro que tiene que despierte conciencias. No hay dinero, pero se había descubierto que el pequeño apoyo de pocos podría producir grandes actos, que maravillosos proyectos vean una luz a la que no hubieran llegado de ser por bancos y Gobierno. Así, por ejemplo, se han creado editoriales, la selección de gimnasia rítmica pretendía costearse los viajes a las competiciones (ya que por mucho que sean campeonas del mundo han sido olvidadas por el Estado) y un largo etc. Sin embargo, pronto el Gobierno ha recortado las alas de los que luchan. Y lo ha hecho mediante restricciones y prohibiciones. De esto subyace, es obvio, que no les gusta que nos levantemos por nosotros mismos, que ayudemos a nuestros compañeros de batalla. En definitiva, que no necesitemos unos bancos que nos han metido en esta crisis, en esta estafa.

Después de este apunte, os dejo con una entrada de la bitácora El Bisturí: DEBATE DEL CÉNTIMO Y OTRAS COSAS.


Si te gusta la entrada, suscríbete a El ballet de las palabras: el blog cultural. by Email

4 comentarios:

  1. Como siempre muchas gracias Patry, fiel seguidora aunque últimamente no me prodigue demasiado, pero es que a veces uno se desanima un poco de machacar siempre sobre lo mismo y que parece que estás en el desierto más extenso.
    Con tu permiso dejo aquí un enlace de algo que he escrito hoy. Total por el mismo precio.... Un abrazo
    http://elbisturi-paco10.blogspot.com.es/2014/03/del-pozo-la-nada.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejeje. Paco, siempre es un placer encontrarte por aquí.

      Eliminar
  2. Estupenda reflexión. Nos toman el pelo como quieren y lo que es peor, mucho peor: nos lo dejamos tomar y hasta parece que no nos importa. No sé algún día la sociedad será capaz de recuperar su dignidad...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que mientras la gente diga cosas como >, <> o <>, no hay mucha esperanza.

      Eliminar

Se agradecen los comentarios, especialmente para no sentirme como una loca que habla sola. Saludos.